9/7/12

Profundizar en lo Excelente


Por Catherine L'Ecuyer

"Con el paso del tiempo, uno acumula más actividades, relaciones, trabajos, intereses, etc, que uno puede alimentar con lo mejor de su tiempo y de su energía. Uno debe darse cuenta que no puede profundizar con todo, y decidir en cuales de ellos invertirá su tiempo y sus energías." (Dr. Henry Cloud, Necessary Endings)

Una de las principales razones por la superficialidad de nuestros tiempos es la falta de capacidad por escoger lo mejor, de todas las alternativas que las circunstancias de la vida nos ofrecen. La oferta que se encuentran nuestros hijos, hoy en día, les ha llevado a pensar que la libertad consiste en mariposear entre el número más alto de actividades, de consumir el número más alto de bienes y de acumular el número más alto de conexiones sociales, con el todo poderoso criterio del “por que me apetece”. Hemos de ayudar a nuestros hijos, desde pequeños, a escoger alternativas excelentes a coste de otras, que aunque no sean malas, dejan el listón demasiado bajo. Han de aprender a profundizar en lo más importante, re-descubriéndolo por primera vez desde la interioridad, en vez de vivir la vida como aquel portero que solo piensa en parar los pelotazos que vienen desde fuera. Hemos de olvidar el paradigma “si no es malo, no pasa nada”, porque no podemos quedarnos con una ética y una estética de mínimos. Hemos de superar la crisis de la educación estética que están atravesando sin saberlo nuestros hijos, hablando con ellos el lenguaje de la excelencia, de la Belleza, para así agrandarles los horizontes de la razón. Como decía Dostoievsky, "la humanidad puede vivir sin la ciencia, puede vivir sin pan, pero nunca podría vivir sin la belleza, porque ya no habría motivo para estar en este mundo."

Todo un programa para estos meses de vacaciones en familia. ¡Buen verano a todos!