14/12/13

Seis mitos por los que resulta imprescindible comprar un ipad a tu hijo estas Navidades

Catherine L'Ecuyer

Estas Navidades, "el regalo" que muchos niños encontrarán por dejado del árbol, es un ipad / tablet. 

El Dr. Spitzer, Catedrático alemán de psiquiatría, director de la Clínica Psiquiátrica Universitaria de Ulm y del Centro de Transferencia de Conocimientos para las Neurociencias y el Aprendizaje y autor de Demencia Digital (#1 Best Seller en Alemania) nos dice:

"Con los conocimientos científicos que poseemos en la actualidad, no necesitamos ningún ordenador urgentemente para aprender, de la misma manera que no necesitamos ninguna bicicleta para nadar ningún aparato de rayos X para probarnos unos zapatos. Sin embargo, como se les cuenta machaconamente a las familias más débiles del orden social lo importante que es un ordenador para aprender, estas acaban comprando con sus escasos ahorros esos aparato, preocupadas en última instancia por el futuro de sus hijos, y obran por consiguiente justo lo contrario de lo que pretendían para sus hijos, es decir mejores oportunidades de formación académica. Los ordenadores no fomentan la formación de niños y adolescentes sino que más bien la impiden o, en el mejor de los casos, no produce ningún efecto."

¿Cuales son los mitos que nos han vendido para que caigamos todos de rodillas, ante lo que Pankaj Ghemawat, uno de los 50 pensadores del mundo, describe como "adoración casi religiosa hacía lo tecnológico"? ¿Y cuales son las evidencias, o argumentos que tumban esos mitos, en el ámbito educativo?


MITO #1
No se pueden poner puertas al campo
Tengo que decir que comparar internet con un campo, me molesta bastante, porque el campo es quieto y bello, internet ojalá siempre lo fuera. De todas formas, si hay un campo bello en el que un niños se puede encontrar con arenas movedizas y serpientes, supongo que lo primero que haría un padre, es no llevar a su hijos de 5 años allí, y menos dejarle solo en ese lugar. La pregunta es ¿a quién se le ocurre dejar un niño en ese lugar, y para qué? "Es que los niños nos lo piden porque les gusta", responden algunos. ¿Y si nuestro hijo de 5 años nos pide que le dejáramos en el arcén de la autopista, lo haríamos?

MITO #2
Total, se lo encontrarán
Ese argumento es el más triste de todos, porque es de abdicación, es un grito de desesperación por encontrarse sin recursos después de haber tirado la toalla como padre, como educador. También es indicador de un cierto desconocimiento de las etapas del desarrollo de la infancia y de la juventud. Como veremos a continuación, no es lo mismo aterrizar en internet con 4, con 12, que con 18 años. 

MITO #3
Existe un internet seguro
Pues va a ser que no. Podemos poner todos los filtros que existen en el mercado en el ordenador de nuestro hijo. Mientras, él puede mandar y recibir, con toda la tranquilidad del mundo, las fotos las más obscenas que existen. No existe ahora mismo una tecnología que permita el reconocimiento de las imágenes que viajan a toda velocidad por correo, por móvil o por redes sociales. Los filtros actuales filtran a base de "palabras", o del listado de unos sitios "para adultos". Los filtros que trabajan a base de palabras tienen una gran limitación, porque muchos sitios están pensados para hacerles trampa. Y los filtros que funcionan a base de listados, tampoco son infalibles porque para ello tendrían que tener toda la lista de todos los sitios del mundo actualizado al minutos. ¿Y quien decide lo que debe o no entrar en esta lista? Puede variar de una familia a la otra. Es materialmente imposible pedir a esas empresas que tengan una lista para cada una de nuestras familias. La única opción que nos queda es permitir a los hijos acceder solo a algunos sitios previamente escogidos (existen filtros para eso). Haciéndolo, reducimos los riesgos de forma significante, pero siempre quedará la duda de si la navegación es la mejor actividad para un niño de 5 años. Eso nos lleva al siguiente mito.

MITO #4
Internet no es malo o bueno, depende de como lo usas
Esa frase es la más repetida por los que no han profundizado en el tema. Es una visión demasiado simplista. En 2013, sabemos que los medios digitales tienen efectos colaterales sobre el aprendizaje y el desarrollo de la personalidad de nuestros hijos. Está comprobado que reducen la profundidad del pensamiento, aumentan la pasividad, empeoran la memoria, la capacidad de síntesis, de análisis, de creatividad. (Demencia Digital) Todo eso, sin entrar en los contenidos de los medios digitales que consumen lo niños.
Además, la digitalización temprana de los niños conduce, no solo en ciertos casos, a la adicción a internet. Es significativo que en Corea del Sur, el país con mayor densidad de medios digitales en las escuelas, el 12% de todos los escolares eran adictos a internet. (Demencia Digital) ¡Es lógico que la adicción aumente con la introducción temprana de los ipads en las escuelas! La adicción a internet tiene menos posibilidad de ocurrir cuanto más tarde un niño está introducido a internet. Tiene más entendimiento del concepto de intimidad, más criterio, fuerza de voluntad, y sobre todo sabe lo que está buscando y porque lo está buscando. Es de cajón.

MITO #5
Los medios digitales son el futuro, son buenos y necesarios para su educación
La mayoría de los ejecutivos de las empresas tecnológicas del Silicon Valley llevan a sus hijos a un colegio que no usa pantalla en las aulas. Según ellos, impide el pensamiento crítico, la creatividad y la capacidad de reflexión. Según un estudio realizado evaluando los datos de PISA, "un ordenador en casa conduce a peores rendimientos escolares". Según otros, "la utilización de ordenadores en edades muy tempranas en la guardería puede motivar trastornos de la atención, y a una edad posterior, todavía en edad preescolar, puede conducir a trastornos de la lectura" (Demencia Digital). Hoy por hoy, hay varios proyectos pilotos para el uso de ipads en las aulas, casi todos en países en vía de desarrollo como Uruguay, Peru, Argentina, Ruanda, México, Mongolia, Nepal Nicaragua, Paraguay y Venezuela. Según Demencia Digital, no hay evidencias en favor del uso del ipad en esos proyectos, y en los dos primeros países enumerados, "los escolares con portátil no sacan mejores notas en exámenes similares que los escolares sin portátil, y muestran menos agrado a la hacer los deberes." En Nigeria, tuvieron serios problemas con niños accediendo a sitios pornográficos desde su portátil, en Tailandia se dice que se intensificó la pornografía infantil mediante esos portátiles. En general, la posibilidad de conexión de esos portátil facilitaron el acceso a contenidos de videojuegos violentos. "Se deja a la libre imaginación del lector sobre lo que quedará de la formación e los no-formados" (Demencia Digital). 
Es bueno recordar que la digitalización de las aulas está ahora en su fase experimental. Y las evidencias apunta más bien a consecuencias perjudiciales. Los experimentos se hacen en los animalarios de los laboratorios, no en las aulas de nuestros hijos. No se juega con la educación.

"¡Antes de introducir portátiles en la guarderías y en la enseñanza primaria, deberíamos saber primero qué les estamos haciendo a nuestros hijos! (…) Una posible merma de la capacidad lectora mediante el entrenamiento digital de la escritura hasta la adolescencia y la entrada en la edad adulta, podría poner en peligro la cuantificación formativa y profesional de toda una generación." (Demencia Digital)

MITO #6
La prohibición crea un efecto rebote
¿Quién ha hablado de prohibición? Ese es el problema de fondo. Quién habla en términos de prohibición, no ha entendido la esencia de la maravillosa tarea de educar. Quién debe poner un candado al ordenador de sus hijos en contra de la voluntad de estos, se los encontrará cualquier día buscándose la vida para conectarse "como sea". Hace poco, un padre retaba a otro: "Apuesto una cena que con 10 años tu hija estará navegando en internet". Cuando sus padres se lo contaron a sus hijos, estos se rieron y se sorprendieron. "Es que no me conoce", se exclamó la niña sobre quien habían apostado. "Puedes apostar para mi también", dijo su hermanos de 7 años. El proyecto familiar, si no se vive y comparte con ilusión, si no se han sentado las bases desde las edades tempranas en la educación en el asombro y en la belleza, si no hay esa complicidad, ese vínculo de confianza entre padre/hijo (el apego) porque los padres están pocos en el hogar, es muy complicado explicar luego a un niño que es mejor hacer un pastel de chocolate con su madre o irse de excursión en familia, que estar solo, disparando 4 horas delante de una pantalla en un videojuego violento. 

"Lo raro es que no te lo pidan"

En una ocasión, una madre que tenía a todos sus hijos enganchados al ipad se extrañaba de otra que no tenía ipad en casa. "Lo raro es que no te lo pidan", clamaba la primera. Que un niño no pida el ipad empieza ahora a ser motivo de preocupación. "Claro, lo vemos tan raro, respondió la otra con todo de ironía, que nos estamos planteando llevarlo al psiquiatra". Es como exclamarse porque un limonero no ha producido limones, pero el de al lado sí. Los limoneros necesitan, para producir limones, encontrarse bajo ciertas condiciones. Mucho sol, una tierra no ácida, riego y fertilizante, y una buena protección contra las plagas. Si privamos un limonero de la protección contra las plagas porque "total se lo encontrará", si le privamos del sol y del agua porque "no le gusta" y si le plantamos en una tierra ácida porque "nos lo pide", pues sencillamente no habrá ni cosecha, ni limonada

La mejor preparación para que nuestros hijos sepan como usar las nuevas tecnologías, no es técnica -en medio minuto todo eso se aprende-, sino que pasa por educarles en esperar antes de tener, el sentido de la intimidad, el sentido por lo estético, la capacidad de autocontrol… cualidades que necesitarán, no solo para ser usuarios de las nuevas tecnologías, sino también que les capacitara para ser protagonistas de las nuevas tecnologías. Pero eso ocurrirá cuando sepan por si mismos responder a la siguiente pregunta: "¿Cuánta belleza hay en las nuevas tecnologías, dónde está y como reconocerla?" ¿Crees que tu hijo tiene la madurez suficiente para responder a esa pregunta? Pues entonces quizás el ipad es un buen regalo para Navidad. Sino, ¿qué tal un buen libro?