8/3/13

El poder de atracción de los charcos

La mejor inversión para la felicidad de un niño y para la tranquilidad de una madre: unas botas de lluvia. 


7 comentarios:

Anónimo dijo...

Es verdad, en las pequeñas cosas que ademas son gratis muchas veces esta la felicidad.

Anónimo dijo...

No hay nada que me guste más que saltar en los charcos con mi hija de 2 años, ponernos perdidas y correr a casa a secarnos.

ideasparaeducar dijo...

Cuanta razón... Pero da igual con botas o sin. Si lleva botas arriesgará más... y acabará mojado igual... vamos esa es mi experiencia...

http://ideasparaeducar.wordpress.com/2012/10/25/los-mayores-no-se-mojan-que-aburridos/

Saludos!!

Iñaki dijo...

No tiene que ver directamente pero me ha parecido muy bueno

http://elpais.com/elpais/2013/03/01/opinion/1362138576_252281.html

Iñaki dijo...

http://elpais.com/elpais/2013/03/01/opinion/1362138576_252281.html

Catherine L'Ecuyer dijo...

Es cierto que los niños con botas arriesgan más, entonces hay que pedir el chubasquero también! Iñaki, es muy bueno el artículo que me pasaste, bien escrito además. Tiene mucho que ver...

izascun79 dijo...

ooooh! Qué hermoso vídeo! Desde nuestra visión adulta da incluso envidia... cuántos momentos felices nos perdemos a diario!